Imprimir

Un caso para reflexionar…

En medio de todo el tránsito automotor y humano característico de nuestra ciudad, mientras cada persona funciona como parte del mecanismo de un reloj... o ¿de una bomba de tiempo?,  un llanto rompe la rutina.

Serán las 11 de la mañana. Sentada en una de las aceras de la Plaza San Sebastian, una joven madre, trata de consolar a su hijo de unos pocos meses de vida...mientras tanto pide ayuda monetaria a los transeúntes que por miedo apenas detienen su paso por el lugar

- Señor, por favor ayúdeme con lo que pueda, mi hijo llora... tiene hambre...!

Aquel joven que ha pasado, la mira le sonríe y saca unas monedas, pero le advierte:

- No lo malgastes en otras cosas cómprate pan...!

La madre con el niño en brazos llega a  unos 50 metros… una chichería... grita, ¡una jarra pequeña…

Al tener su jarra hecha una tutuma rápidamente para calmar el chaqui… luego agarra la mamadera y la llena para dársela a su hijo. Los transeúntes hacen un alto para ver esto, están asombrados. Y ante las miradas curiosas del vendedor y de quienes se han detenido para juzgarla, ella comenta, ajena a cualquier ironía o desprecio: Es que como la chicha tiene maíz, eso lo alimenta... además cuando se lo doy se queda calladito y se duerme muy tranquilo...

Futuro poco prometedor para este niño ¿verdad?

Si tienes problemas con el alcohol, podemos ayudarte, millones en el mundo entero dejaron de beber y hoy son nuevas personas. La decisión es tuya, puedes visitarnos es gratuito, o llamarnos y te visitaremos.

Alcohólicos Anónimos Grupo "Solo Por Hoy" Casa Pastoral del Hospicio Plaza Colon acera sud a horas 19:00 tel. 77923410