todosempezamosTodos podemos empezar como bebedores moderados. Pero en alguna etapa de nuestra carrera como bebedores, empezamos a perder el control sobre el consumo de alcohol.

elalcoholpuedeEl alcohol puede reducir la ansiedad y el nerviosismo pero sólo de forma momentánea; con el tiempo suele producir más ansiedad, tristeza y depresión.

Imprimir

¿Hay un Alcohólico en su vida?

Muchas personas han dejado de beber en Alcohólicos Anónimos esta cifra incluye muchas clases diferentes de personas, desde adolescentes hasta octogenarios.

Se ve claramente que Alcohólicos Anónimos ha sido capaz de ayudar a mujeres, hombres, personas de edad avanzada, jóvenes, ricos, pobres, intelectuales, etc.

Imprimir

Información sobre Alcohólicos Anónimos

Alcohólicos Anónimos® es una comunidad de hombres y mujeres que comparten su mutua experiencia, fortaleza y esperanza para resolver su problema común y ayudar a otros a recuperarse del alcoholismo. El único requisito para ser miembro de A.A. es el deseo de dejar la bebida. Para ser miembro de A.A. no se pagan honorarios ni cuotas; nos mantenemos con nuestras propias contribuciones. A.A. no está afiliada a ninguna secta, religión, partido político, organización o institución alguna; no desea intervenir en controversias; no respalda ni se opone a ninguna causa. Nuestro objetivo primordial es mantenernos sobrios y ayudar a otros alcohólicos a alcanzar el estado de sobriedad.

Imprimir

¿Cómo funciona el programa?

Las experiencias de los miembros de A.A. explican de modo general, cómo eran, lo que les ocurrió y cómo son ahora, tras haber dado ciertos pasos en la aplicación del Programa de Recuperación.

A pesar de haber puesto cierta resistencia a algunos de estos pasos, de creer que tenía que haber un camino más fácil y cómodo, se dieron cuenta de que el resultado fue nulo, hasta que se entregaron al Programa sin reservas.

Imprimir

Es AA para usted?

Nosotros los miembros de A.A. llegamos al programa porque reconocimos finalmente que no podíamos controlar nuestra forma de beber. Al principio estábamos poco dispuestos a admitir que nunca podríamos beber sin peligro. Pero los miembros experimentados de A.A. nos explicaron que sufríamos de una enfermedad. (Así nos había parecido durante largos años!) Nos enteramos de que mucha gente estaba afligida por los mismos sentimientos de culpabilidad, soledad y desesperación que nosotros teníamos. Descubrimos que teníamos esos sentimientos porque padecíamos de la enfermedad del alcoholismo. Tomamos la decisión de tratar de hacer frente a la realidad de los efectos del alcohol en nuestras vidas. A continuación se encuentran algunas de las preguntas que tratamos de contestar con sinceridad. Si respondimos SÍ a cuatro o más preguntas, lo tomamos como indicación de que teníamos un grave problema con la bebida. Pruébelo usted. Recuerde, no es una vergüenza enfrentarse al hecho de que se tiene un problema.